Cover of Bartleby El Escribiente

Bartleby El Escribiente

Auhtor: Herman Melville

Language: spanish
Published: 1853

Genres:

fiction,  short stories
Downloads: 218
eBook size: 270Kb

Review by Dr. Bojan Tunguz, May 2009


Rating: (****)
Copyright: Public Domain in the U.S.
Please check the copyright status in your country.

Summary of the Book 'Bartleby El Escribiente':

Narra la historia un abogado de nombre desconocido que tiene su oficina en Wall Street Nueva York quien segn sus propias palabras en la tranquilidad de un cmodo retiro trabaja cmodamente con los ttulos de propiedad de los hombres ricos con hipotecas y obligaciones. Tiene tres empleados con los apodos de Turkey (Pavo) Nippers (Tenazas) y Ginger Nut (Nuez de jengibre) a los cuales describe en la obra. Turkey y Nippers son copistas o escribientes en tanto que Ginger Nut que tiene slo doce aos es el chico de los recados. Los dos escribientes no son suficientes para hacer el trabajo de la oficina por lo cual el narrador pone un anuncio para contratar un nuevo empleado al reclamo del cual acude Bartleby quien es de inmediato contratado. Su figura es descrita como plidamente pulcra lamentablemente respetable incurablemente solitaria

Excerpts from the Book 'Bartleby El Escribiente':


... algunos episodios de la vida de Bartleby, que era uno de ellos, el m'as extra~no que yo he visto o de quien tenga noticia. De otros copistas yo podr'ia ...
... menor el hecho de que el preciso momento en que Turkey, con roja y radiante faz, emit'ia sus m'as v'ividos rayos, indicaba el principio del per'iodo ...
... una cara brillante y una ropa brillante. Como observ'o Nippers una vez, Turkey gastaba casi todo su dinero en tinta roja. Un d'ia de invierno ...
... de morir, en los tribunales y no en el pescante. Por eso lo coloc'o en mi oficina como estudiante de derecho, mandadero, barredor y limpiador, a raz'on ...
... triviales. Al tercer d'ia de su estada, y antes de que fuera necesario examinar lo escrito por 'el, la prisa por completar un trabajito que ten'ia ...
... Y otra vez decid'i postergar el estudio de este problema a futuros ocios. Con un poco de incomodidad llegamos a examinar los papeles sin Bartleby, ...
... con 'el en un nuevo encuentro, a despertar en 'el una col'erica chispa correspondiente a la m'ia. Pero hubiera sido lo mismo tratar de encender fuego golpeando ...
... la consabida respuesta: preferir'ia no hacerlo y entonces ?c'omo era posible que un ser humano dotado de las fallas comunes de nuestra naturaleza dejara ...
... en un estado vecino a la desnudez. Adem'as, era domingo, y hab'ia algo en Bartleby que prohib'ia suponer que violar'ia la santidad de ese d'ia con ...
... tiempo de sobra, nunca lo hab'ia visto leer -no, ni siquiera un diario- que por largo rato se quedaba mirando, por su p'alida ventana detr'as del ...
... pero su actitud en esta ocasi'on me irrit'o. No s'olo parec'ia acechar en ella cierto desd'en tranquilo su terquedad resultaba desagradecida si se considera ...
... se considerar'an, pues, extraordinarias. -Bartleby -le dije-, le debo doce d'olares, aqu'i tiene treinta y dos esos veinte son suyos ?quiere tomarlos? ...
... bullicio de la calle, que proteg'ia mi distracci'on. Como era mi prop'osito, llegu'e m'as temprano que de costumbre a la puerta de mi oficina. Me par'e ...
... nada que hacer, ?qu'e dar por sentado? Yo hab'ia dado por sentado que Bartleby se ir'ia ahora pod'ia yo retrospectivamente asumir que se hab'ia ido. En ...
... sentido en mayor intimidad que sabiendo que estabas ah'i. Al fin lo veo, lo siento penetro el prop'osito predestinado de mi vida. Estoy satisfecho. ...
... vas a clasificarlo como tal? Esto es un absurdo. ?Carece de medios visibles de vida?, bueno, ah'i lo tengo. Otra equivocaci'on, indudablemente ...
... Ser'ia bueno para su salud. -No, preferir'ia hacer otra cosa. -?No ir'ia usted a Europa, para acompa~nar a alg'un joven y distraerlo con su conversaci'on? ...
... suponerse. Mire, ah'i est'a el cielo, y aqu'i el c'esped. -S'e d'onde estoy -replic'o, pero no quiso decir nada m'as, y entonces lo dej'e. Al entrar de ...
... tranquilo. A los presos comunes les estaba vedado el acceso. Los muros que lo rodeaban, de asombroso espesor exclu'ian todo ruido. El car'acter ...
... del cual acude Bartleby, quien es de inmediato contratado. Su figura es descrita como plidamente pulcra, lamentablemente respetable, incurablemente ...