Cover of Cuentos De Amor De Locura Y De Muerte

Cuentos De Amor De Locura Y De Muerte

Auhtor: Horacio Quiroga

Language: spanish
Published: 1917

Genres:

fiction,  horror,  short stories
Downloads: 444
eBook size: 3800Kb

Review by Chandler, October 2008


Rating: (***)
Copyright: Public Domain in the U.S.
Please check the copyright status in your country.

Summary of the Book 'Cuentos De Amor De Locura Y De Muerte':

En Cuentos de amor de locura y de muerte encontramos al autor solitario que ha conocido personalmente estas mismas realidades. Se trata de una serie de cuentos escritos en plena selva en la zona fronteriza de misiones y distanciado igualmente de lo que aprendi leyendo a Mauupassant o a Chejov.Algunos cuentos reunidos en el volumen de 1917 quizs nos parezcan desquiciados y morbosos empero no dejan de ser un tributo a la maestra de un gnero que es casi un patrimonio literario de Amrica Latina. A pesar del horripilante episodio que encierra la Gallina degollada por ejemplo puede notarse la abrumadora frialdad de la narracin una lgica imperturbable y aniquiladora: los cuatro nios idiotas han aprendido en el corral cmo degollar a su propia hermana la nica normal de la casa. En El solitario un hombre obsesionado con su trabajo de orfebre asesina a su esposa clavndole un alfiler en el corazn?Los cuentos de Quiroga obsesivos y alucinantes siguen siendo el modelo narrativo ms preciado por las nuevas generaciones de cuentistas.

Excerpts from the Book 'Cuentos De Amor De Locura Y De Muerte':


... que saltar para ir a dormir con su mujer antes de casarse! !S'i, y me viene con su familia!... !Muy bien, v'ayase estoy hasta aqu'i de hipocres'ias! ...
... de amor, de locura y de muerte II Durante diez d'ias la vida prosigui'o en com'un, aunque N'ebel estaba casi todo el d'ia afuera. Por t'acito ...
... en la perfecta solidaridad de mirada, boca, cuello, modo de entrecerrar los ojos. Era, sobre todo, una belleza para hombres, sin ser en lo m'as m'inimo provocativa ...
... repetirse, a'un las m'as inveros'imiles, y se repiten. Es menester vivir, y usted es muy muchacho... Y las de su Trist'an tambi'en, lo que no obsta ...
... !Es m'io, Kassim miserable! Kassim la ayud'o a levantarse, l'ivido. -Est'as enferma, Mar'ia. Despu'es hablaremos... Acu'estate. -!Mi brillante! -Bueno, ...
... semitendido en el fondo de la canoa, tuvo un violento escalofr'io. Y de pronto, con asombro, enderez'o pesadamente la cabeza: se sent'ia mejor. ...
... todo el aspecto de una proeza. Del potrero aburridor a la libertad presente, hab'ia infinita distancia. Mas por infinita que fuera, los caballos pretend'ian ...
... no entre por el alambrado del fondo: en el camino voy a poner alambre nuevo. -!Toro pasa por camino! !No fondo! -Es que ahora no va a pasar Por el camino. -!Pasa, ...
... hundi'o la cabeza entre los dos hilos. Se oy'o un agudo gemido de alambre, un estridente chirrido se propag'o de poste a poste hasta el fondo, ...
... se embarcaron. Y la jangadilla, arrastrada a la deriva, entr'o en el Paran'a. Las noches son en esa 'epoca excesivamente frescas y los dos mens'u, ...
... cada vez con mayor violencia, hasta que un gemido de Bertita sell'o instant'aneamente sus bocas. A la una de la ma~nana la ligera indigesti'on ...
... diminutos en el medio habitual, llegan a adquirir en ciertas condiciones proporciones enormes. La sangre humana parece serles particularmente favorable, ...
... a su memoria el recuerdo del viejo combate con la irara: era la misma mordida la misma mordida sobre la cruz un golpe seco de mand'ibula, y a otra rata. Comprendi'o ...
... par de horas, la lluvia recomenz'o -la lluvia a plomo, maciza y blanca de las crecidas. El trabajo urg'ia -los sueldos hab'ian subido valientemente-, ...
... poco a poco. Llegaron 'estas a la segunda noche -aunque de un car'acter un poco singular. Benincasa dorm'ia profundamente, cuando fue despertado ...
... ten'ia catorce metros sobre piedra viva. Tal vez, qui'en sabe... Pero para ello ser'ia preciso traer sogas, hombres y Mercedes... -!Pobre, pobre madre! ...
... en guardia. Ayestarain me mir'o entonces sonriendo, como se sonr'ien los hombres entre ellos, y me hizo esta pregunta disparatada: -?Qu'e clase de ...
... Elvira Funes, tan cerca como pueden estarlo dos amantes. Me ha tendido a veces su mano como la primera noche, y otras se ha preocupado de deletrear mi ...
... m'ireme un instante... -!No, ni aunque lo mire...! -me lanz'o en una carcajada. -!No, no es eso...! Usted me ha mirado demasiado antes para que yo no ...
... es un estudiante que apenas tiene para sobrevivir, ni siquiera a trav'es de los esfuerzos de su madre (Pulqueria) y su hermana Dunia. Rodi'on ...